20 mar. 2012

HOMENAJE (Con todo respeto)

Por Miguel Ángel Paredes



Hoy, 13 de marzo, es el cumpleaños de Marcelo Quiroga Santa Cruz y de Julio Cesar Paredes Ruiz, grandes personajes bolivianos que influenciaron mucho la época que vivieron y se consagraron a una lucha, cada cual a su modo ¿quiénes eran estos dos bolivianos?

Marcelo Quiroga Santa Cruz, nació en Cochabamba, Bolivia, el 13 de marzo de 1931, y fue un reconocido docente universitario, escritor y político perteneciente al partido socialista. Fue diputado y ministro de Minas y Petróleo (1969), cargo desde el que promovió la nacionalización de compañías extranjeras.

Marchó al exilio al producirse en Bolivia el golpe militar que derrocó a Luis Adolfo Siles Salinas y residió en Argentina, Chile y México donde trabajó como profesor en la Universidad de Buenos Aires (UBA) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Fundó el Partido Socialista en 1971. Luego de iniciar el un juicio de responsabilidades al dictador Hugo Banzer en el parlamento, logró un 4to puesto en las elecciones nacionales y el año 1980 en el golpe de estado de los militares García Meza y Arce Gómez, atraparon al líder del partido socialista, y luego de torturarlo ferozmente, terminaron por asesinarlo el 17 de julio de 1980.

Como escritor, su principal obra, Los deshabitados (1957), fue un ejemplo de la novela social más significativa de la literatura contemporánea boliviana. El otro aporte literario fue Otra vez marzo, ambos publicados en 1990. Además de escritor fue cineasta y periodista. Su única incursión en el séptimo arte fue la realización del corto El combate.

Los restos de Marcelo Quiroga Santa Cruz desaparecieron al igual que la fe de las personas en los gobiernos militares. Aún en la actualidad es un misterio el paradero del cadáver del héroe boliviano. Existe un centro “Memorial” salon auditorio, construido en el parque Urbano Central de La Paz, (lado del Laikakota) donde se levanta una estatua en su homenaje y espera ser desde ahora, un centro de actividades culturales, sociopoliticas, intelectuales y de formación, en honor a su labor en vida. Actividades que serán desarrolladas, en espera de la aparición de sus restos mortales ocultados por la dictadura.

Por su parte, Julio Cesar Paredes Ruiz, nació en La Paz el 13 de Marzo de 1953. Intelectual, sociólogo, cantautor y poeta. Si bien su labor de Gestor Cultural y comunicador en los últimos años, Julio Cesar Paredes; nieto de insignes bolivianos como Manuel Rigoberto paredes(folclorólogo) y Alberto Ruiz L ( músico-compositor), ha desarrollado una labor propia digna de ser recordada.

Julio Cesar fue un referente importante la década de los 70 y 80s, en la poesía y música nacional, ya que fue integrante de Coral 13 (de Cesar Espada), fundador del grupo “Lyra Incaica” en su segunda época (continuando la de su abuelo Alberto Ruiz), la década de los 70s instauró la música folklórica como algo más allá de lo recreativo criollo, poniéndole poesía al alcance de una clase media que no apreciaba mucho el acervo propio musical, por considerarse algo de “baja clase social”. La labor de hormiga de Lira Incaica a la cabeza de Julio Cesar Paredes, logró vestir de gala al folklore en peñas como “Naira” (junto a los Jairas, Ernesto Cavour) “Los Escudos”, “Kory Tika” (junto a Carlos Palenque y Pepe Murillo). Posteriormente esa tarea se quedó en manos de los Jkarkas , Los Quechuas y otros que levantaron la cabeza de la música nuestra.

El Mismo Julio Cesar, fundó luego el grupo “Savia Andina” junto a Eddy Navia, Alcides Mejía y Oscar Castro, completando esa tarea de elevar a rango de embajada diplomática a la música nacional con contenido.

Pero mis recuerdos de niñez y adolescencia, son los años 70 junto a Julio Cesar con el instrumento al hombro, escenario tras escenario, rompiendo mitos y tabues, poniéndole poesía a la hermosa música boliviana; pero además haciendo la “musica de propuesta” (no de protesta) aquella latinoamericana que vino desde Argentina, Cuba, Brasil o Nicaragua. Proponiendo al ser humano como tal, divulgando sentimientos y no solo conocimientos. Rescatando valores y no materiales. Ese es el gran merito.

Es ahí donde ví juntarse a estos dos cumpleañeros del 13 de marzo; a Marcelo Quiroga y Julio Cesar Paredes. En las jornadas del PS1 para proclamar a Marcelo Quiroga (y su hermosa compañera Cristina) en los barrios de mi ciudad como candidato. Actos clandestinos y populares en el año 79, llenos de los grandes discursos de Marcelo, con Julio Cesar de “telonero” con su guitarra (ademas de mi bombo) y su humilde canto. Esos actos de masas que esperaban las palabras de Marcelo Quiroga Santa Cruz; gente que nos escuchaba cantarle a las injusticias, defendiendo los ideales y con el constante miedo (en esa época) que luego del acto ser perseguidos, apresados y torturados. Meses mas tarde en julio de 1980, Marcelo era asesinado y Julio Cesar exilado.

Mi admiración era a ambos “marcianos” (nacidos en marzo) ambos con sueños de un mejor país y del cambio “sin traiciones ni oscuros negociados” (como decía Marcelo) o como dice Julio: “Morir cantando en un escenario”. Ya pocos tienen esa mística. Hoy, la mayoría de los “revolucionarios”, se ha acomodado en algún cargo de influencia y poder gubernamental.

Hoy me salta una lagrima en pensar que a Marcelo lo mató la corrupción y la traición y a mi hermano Julio cesar lo relega el olvido y el oportunismo. A ambos les agradezco el haberme formado con consciencia e ideales, justo en esa mi adolescencia necesitada, justo cuando te vas formando para enfrentar la vida de alguna forma. Les agradezco en priorizar la vida, la gente, la dignidad, los sentimientos y NO el dinero, el poder, la patanería y la politiquería.

Felicidades en este Martes 13 de Marzo de buena suerte, porque hubo y hay gente de valores. Gracias hermano. Homenaje en vida.


0 comentarios:

Páginas vistas en total

Con la tecnología de Blogger.

Follow by Email

Seguidores